Search Parishes

Declaración conjunta de Monseñor Michael F. Burbidge (Obispo de la Diócesis de Arlington) y de Monseñor Barry C. Knestout (Obispo de la Diócesis de Richmond) en respuesta a la investigación del Fiscal General

Para publicación inmediata
24 de octubre de 2018

Hoy, el Fiscal General Mark Herring anunció públicamente la investigación que realizará su oficina sobre las acusaciones de abuso sexual de menores por miembros del clero en Virginia.  La Diócesis de Arlington y la Diócesis de Richmond les aseguran a los fieles y al público que estamos cooperando con la Fiscalía General. Todo caso de abuso sexual infantil es intolerable y gravemente inmoral. Esperamos que este proceso redunde en la sanación de todas las víctimas y confirme nuestro compromiso con la rendición de cuentas y la justicia.

Tras habernos reunido con las víctimas, sabemos que ese abuso es inolvidable y que muchas de ellas llevan esa carga durante toda la vida.  Seguimos valorando la oportunidad de reunirnos personalmente con las víctimas, oír sus relatos y apoyarlas en su camino hacia la sanación.

Antes de que el Fiscal General se comunicara con nosotros, ambas diócesis habían comenzado los procesos de investigación internamente con especialistas independientes cuya tarea es la de examinar todos los archivos del clero diocesano. Prometimos publicar una lista de todos los sacerdotes y diáconos contra quienes se hubieran hecho acusaciones de abuso sexual de menores documentadas y dignas de credibilidad, y renovamos esa promesa. Seguiremos desplegando estos esfuerzos y les aseguramos que esto no impide la investigación del Fiscal General. De conformidad con el Estatuto para la protección de niños y jóvenes establecido en el año 2002, denunciamos todas las acusaciones de abuso sexual de menores a las autoridades judiciales. Cada acusación se presenta también ante una Junta Diocesana de Examen, formada sobre todo por personas laicas.  Investigamos minuciosamente a los miembros del clero y al personal, los capacitamos para identificar cualquier comportamiento sospechoso y denunciamos toda acusación de abuso sexual de un menor.  Los voluntarios que interactúan con los niños también pasan por este proceso.

Instamos a cualquier persona que tenga conocimiento de una conducta indebida o de un abuso por parte de un miembro del clero o del personal de cualquiera de nuestras diócesis que informe a las autoridades judiciales y utilice la línea directa establecida por el Fiscal General: http://www.virginiaclergyhotline.com/ Además, invitamos a las víctimas del abuso sexual en la Diócesis de Arlington o la Diócesis de Richmond a comunicarse con su respectivo Coordinador Diocesano de Asistencia a las Víctimas, quien está disponible para ayudarles a ellas y a los sobrevivientes a presentar una denuncia formal de abuso ante las diócesis, convocar una reunión personal con el obispo o su representante y obtener apoyo para las necesidades de la persona y de las familias.

Las políticas sobre protección de menores de ambas diócesis pueden consultarse en línea en los siguientes enlaces:

arlingtondiocese.org/childprotection

https://richmonddiocese.org/child_protection_virtus/