Search Parishes

El Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos recibe con agrado el anuncio de la Santa Sede sobre los pasos adicionales que está dando para que los fieles estén protegidos contra el mal de la agresión sexual

7 de octubre de 2018

ROMA— El Cardenal Daniel N. DiNardo, Arzobispo de Galveston-Houston y Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés) recibe con agrado el reciente anuncio de la Santa Sede que describe los pasos para garantizar que los fieles estén protegidos contra el mal de la agresión sexual.

El comunicado completo del Cardenal DiNardo es el siguiente:

“En nombre de mis hermanos obispos en los Estados Unidos, recibo con agrado la declaración de este 6 de octubre de la Santa Sede que describe los pasos adicionales que el Papa Francisco está dando para garantizar que los fieles estén protegidos contra el mal de la agresión sexual. La ‘urgente invitación del Santo Padre a unir fuerzas para combatir el grave flagelo de los abusos dentro y fuera de la Iglesia’ ha sido y seguirá siendo diligentemente aceptada por los obispos de los Estados Unidos.

“La verdad va a asegurar que los terribles pecados del pasado no se repitan. La valentía de los sobrevivientes de abusos que dieron a conocer primero la horrible verdad de los abusos sexuales debe continuar siendo igualado por nuestro coraje como pastores para responder con justicia. El Papa Francisco se hace eco del llamado de Cristo para estar con los sobrevivientes en su momento de necesidad. Respondamos simplemente. ‘¡Sí Señor!’

“Los obispos de los Estados Unidos ofrecemos nuestras oraciones y solidaridad con el Santo Padre. Instamos a todos en la Iglesia, especialmente a los obispos, a reafirmar nuestra comunión con el Papa Francisco, que es el garante visible de la comunión de la Iglesia Católica. Nos unimos en oración y servicio con Su Santidad mientras guía a la Iglesia a encontrarse con nuestros hermanos y hermanas en su sufrimiento. Con el corazón de un pastor, el Santo Padre nos llama a un camino de curación”.

###